Conoce tus derechos

1. Si inmigración, la policía, o agentes del FBI tratan de entrar a tu casa: NO abras la puerta.

Pide a los oficiales que se identifiquen y que muestren una “orden de cateo” por debajo de la puerta.

Verifica que la orden de cateo les autoriza entrar a tu hogar/propiedad.

2. Los oficiales necesitan una orden de cateo para entrar.

La orden de cateo debe incluir la palabra “WARRANT” y tu dirección.

Si no las tiene, los oficiales no están autorizados para entrar a tu domicilio y no debes darles permiso de entrar.

3. Si los oficiales entran de cualquier manera.

No trates de detenerlos.

Diles que no tienen tu permiso para entrar.

Trata de obtener sus nombres o números de placa para poder presentar una queja después.

4. Si los oficiales tienen una orden de cateo.

Pueden entrar a tu casa, pero SOLAMENTE pueden buscar a personas o artículos identificados en la orden de cateo.

Verifica esta información antes de dejarlos entrar a tu hogar.

5. Si eres detenido, puedes ejercer tu derecho a permanecer en silencio.

No tienes que hablar con un oficial.

Puedes permanecer en silencio o decirle al oficial que primero quieres hablar con un abogado o con tu consulado.

No tienes que contestar preguntas o presentar documentos con tu nombre, edad, nacionalidad de origen, lugar de nacimiento o estatus migratorio.

No firmes nada que no entiendas.

6. No le mientas a los oficiales.

No presentes documentos falsos o mientas.

Esto sólo puede empeorar la situación.

7. Prepara un plan de emergencia

 

Si eres arrestado, recuerda:

Tienes derecho a guardar silencio y a no contestar preguntas.

Tienes derecho de pedir hablar con tu abogado o consulado.

No firmes ningún documento que no entiendas.

 

ENLACES ÚTILES:

Derechos de inmigrantes – MALDEF

Los derechos de inmigrantes

Conoce tus derechos – NILC