Plan de emergencia

La parte más importante de crear tu plan de emergencia es asegurarte de que estás reuniendo información importante.

Reúne los siguientes documentos y mantenlos seguros en un lugar que sea accesible para tu familia:

  • Documentos (actas de nacimiento, pasaportes, etc.), contactos y recursos importantes
  • Ten listos los recursos de tu comunidad a los que puedes acceder en caso de una emergencia relacionada con inmigración.
  • Documento legal donde autorizas a tu cónyuge u otra persona para que puedan tomar decisiones por ti.
    • Ejemplo: con un documento de poder firmado, tu cónyuge podría vender tu automóvil, incluso si el título está a tu nombre.
  • Documento legal que te ayude a prepararte por si hay una separación a largo plazo. Considera la posibilidad de seleccionar a un miembro de la familia o amigo de confianza para servir como guardián temporal para tus hijos.
  • Formulario G28: Este formulario te permite obtener representación legal antes de que la necesites. Lo firmas, pero un abogado no tiene que firmarlo al mismo tiempo. Si eres arrestado, el formulario firmado facilitará que un abogado se reúna contigo.

Considera lo siguiente:

  • Escribe un itinerario familiar que incluya el tiempo de llegada y salida del trabajo, escuela y las rutas comunes o habituales que tu familia toma para ir al trabajo o la escuela.
  • Haz una lista que esté a la vista de tus familiares y amigos que te puedan ayudar en caso de que algún miembro de la familia sea detenido.
  • Ten una reunión familiar con tu pareja y niños y con calma explícales cuáles son los verdadero riesgos de ser deportados, revisen juntos el plan juntos y asegúrense que cada miembro de la familia sabe qué necesita hacer en caso de una emergencia.

Mantente informado y sobre todo ¡defiende tus derechos antes de que tu familia sea afectada!